Review / El Planeta de los Simios: La Guerra

En el año 2011 el director Rupert Wyatt nos trajo un reboot de la famosa saga de ficción “El Planeta de los Simios”. Este filme fue una reinvención más apegada a la ciencia con respecto a la historia original donde nos planteaban a simios alterados para obtener una mayor inteligencia y un virus que acabaría con la mayor parte de la humanidad. Dos años después Matt Reeves tomó la batuta de director y nos contó una historia basada en la adaptación de los simios inteligentes en un planeta escaso de humanos y la pelea entre ambos bandos por gobernar la Tierra.
Este Julio del 2017 Matt Reeves vuelve para completar la trilogía que se ha ganado millones de seguidores en los últimos años con “El Planeta de los Simios: La Guerra”. En esta ocasión la historia se sitúa tiempo después de la segunda parte. Los primeros enfrentamientos entre los simios y humanos se han vuelto constantes, por una parte César, el líder de los simios, busca la paz y al mismo tiempo buscar un lugar para que los simios puedan vivir con tranquilidad; sin embargo, los humanos buscan dominar a los primates cueste lo que cueste ya que una nueva amenaza hace que peligre el futuro de la humanidad.
En esta entrega Andy Serkis vuelve a encarnar al simio César y lo hace de una manera fenomenal gracias al Motion Capture que se utiliza en este personaje. Es increíble el trabajo logrado con César ya que refleja sentimientos como la ira y el dolor de una forma muy real que hará empatizar al espectador con el simio y meterse de lleno en la película desde los primeros minutos. 
Esta película añade a su reparto dos adiciones que le añaden a la trama un toque de misterio, comedia y ternura que resultan alivianar perfectamente las tensiones a lo largo del filme. La primer adición es Nova, protagonizada por Amiah Miller, una niña que se cruza con César a inicios del largometraje; aunque últimamente hemos presenciado fórmulas similares con niñas en “Stranger Things” y “Logan”, en esta película se siente justificada su presencia e incluso nos regala uno de los momentos más emotivos de la saga junto con César. La segunda adición al reparto es el actor Steve Zahn, quien interpreta a “Bad Ape”: un simio muy peculiar que no sólo extiende las posibilidades en este mundo apocalíptico, sino que además nos entrega una comedia brillante que se sostiene de la inocencia del personaje, hacemos mención especial a su escena de introducción que, además de ser sorpresiva, presenta una persecución que involucra disparos y caballos, muy al estilo western.
El antagonista de este filme es el coronel, encarnado por Woody Harrensol, quien regala un personaje bien establecido que, aunque llega a ser muy cliché, juega un rol muy importante en la historia y despierta un odio al espectador que logra hacernos tenerle rencor desde los primeros 20 minutos de la historia. Destacamos el giro que tiene su historia, sin embargo su desenlace nos deja mucho que desear y se siente como una solución rápida para la trama.
Es fantástica la manera en la que Reeves logra conflictuarnos al elegir un bando al que apoyar. Por una parte nos hace encariñarnos con los simios pero conforme avanza la historia también justifica las razones y acciones de los humanos. La película en todo momento mantiene al espectador atento a la historia; está está llena de giros muy interesante y conserva un buen ritmo, aunque hay que señalar que en varias ocasiones lo que parece ser el rumbo principal de la película se ve cambiado drásticamente provocando para algunos espectadores desilusión o la sensación de que la duración de la película se alarga.
En cuanto a efectos y fotografía nos ponemos de pie. Obtenemos tomas espectaculares de paisajes y locaciones que nos ponen en contexto de una manera maravillosa. A esto hay que añadirle el buen CGI que vemos durante la película; aunque los personajes y las escenas de acción lucen increíbles, hay que comentar que en ocasiones donde vemos a varios simios en un mismo plano, éstos lucen algo computarizados.
La dirección de Reeves y la actuación de Serkis hacen que esta trilogía cierre con broche de oro, convirtiéndola en una de las sagas de ficción más emblemáticas de la década. Sin duda es una película que los fanáticos apreciarán ya que es evidente el sentimiento que hay en ella. Esta película convierte a César en un personaje de culto entre la cinematografía comercial moderna y otorga una escena final que seguramente hará soltar algunas lágrimas a más de uno. 
Al ser una de las películas más fuertes de este verano, probablemente mucha gente se pregunta: ¿Es necesario haber visto las anteriores entregas? La respuesta es no. Desde el comienzo del filme nos resumen lo que sucedió en el pasado y constantemente se explica el por qué de muchas cosas en todo momento. Obviamente es recomendable ver las anteriores antes para comprender los motivos y la personalidad de César.
Puntuación: 8.2/10



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: